Nebulosa de Orión

Desde la antigüedad de la especie humana y teniendo los cielos más despejados, libres de luz contaminante y puros en contemplación, la nebulosa de Orión ha despertado toda clase de mitos, historias e intentos de explicación. Catalogado como Messier 42, esta nebulosa es una genuina cuna de estrellas, el origen cósmico de un par de miles de estrellas jóvenes, infantes en escalas astronómicas que no sobrepasan los 100 millones de años de vida.

¿Un pesebre y un árbol de Navidad en el cosmos?

Cuando se observa al cielo es fácil identificar a simple vista algunas estrellas, constelaciones e incluso algunos planetas. Sin embargo, en la bóveda celeste existen millones de objetos diferentes y la mayoría de estos cuerpos requieren de potentes telescopios para ser observados debido a su enorme distancia con respecto de la Tierra.

Padres de la mecánica celeste

La historia de la ciencia está llena de recuerdos memorables en muchos campos del desarrollo humano. Por ejemplo, durante el mes de diciembre se conmemora el nacimiento de tres "padres de la mecánica celeste" que fueron pilares fundamentales para que la humanidad pudiera construir conceptos y bases sólidas para el entendimiento del movimiento de los objetos celestes, cada uno desde sus propias capacidades y habilidades.

Rumbo a la primera estación espacial internacional

Ya habían transcurrido 12 años desde el inició de la carrera espacial, hasta que los primeros humanos tocaron el suelo lunar. Como hemos venido descubriendo se habían logrado inimaginables conquistas como humanidad, muchas de ellas inicialmente por la Unión Soviética, y cuyo fin último consistiría en la exploración espacial.

Los años posteriores a la llegada trajeron consigo nuevas misiones de exploración en otros territorios de la Luna en el marco de las misiones Apolo, aunque las misiones soviéticas Lunokhod también participaron de la exploración sin tripulación hasta 1973.

Transmisión de la conjunción de Júpiter y Saturno

Por sus configuraciones orbitales, los planetas Júpiter y Saturno se encuentran en el mismo sector del cielo más o menos cada 20 años. Sin embargo, en esta ocasión su aproximación será tan cercana, tan solo 6 minutos de grado el 21 de diciembre, que se podrán observar simultáneamente en un telescopio de aficionado. Tal evento no sucedía desde el 14 de julio de 1623 y el próximo será en el año 2080. Además, este mismo día será el solsticio.

De la Luna a la exploración espacial

Sin que lo pudiésemos imaginar, se acercaba el momento más simbólico e icónico de la carrera espacial. Pero, mientras esto ocurría, se dieron acontecimientos extraordinarios, por ejemplo, el primer "paseo espacial" por Alexei Leonov en la Vosjod 2; las misiones del programa Lunik dedicadas a fotografiar y estudiar la superficie lunar, y las misiones a otros planetas. También el programa Venera donde sus sondas espaciales permitieron obtener datos de la geología de Venus; y, finalmente, las primeras misiones tripuladas que lograrían orbitar la Luna como la misión Apolo 8.

Conjunción Júpiter - Saturno

En la emisión de la cápsula de Bajo el mismo cielo del próximo 21 de diciembre, se hablará de la "súper conjunción" de ese día por las redes del Planetario de Bogotá. Esta es una oportunidad única en la vida para ver a Júpiter y Saturno juntos a través de un telescopio simultáneamente.

Venciendo la gravedad del planeta: Primeros humanos en el espacio

El próximo 16 de diciembre, la cápsula de Orígenes del Planetario de Bogotá tendrá otro capítulo sobre la carrera espacial a las 3:00 p.m.

Este transmisión, llamada Venciendo la gravedad del planeta: primeros humanos en el espacio, hablará, como su nombre lo indica, acerca de la idea de crear artefactos lo suficientemente eficientes para vencer la atracción gravitacional de nuestro planeta, así como para viajar por el espacio, como algunas de las grandes proezas que se realizaron. 

Geminidas, lo fugaz no siempre es tan rápido

Algunas de las primeras observaciones de las Gemínidas se llevaron a cabo a principios del siglo XIX, poco antes de la guerra civil en Estados Unidos. La lluvia era débil y no atrajo la atención de nadie. No había pistas de que se convirtiera en un espectáculo como el que es hoy en día.

Páginas